Creo haber llenado mi deber con mis conciudadanos y compañeros. Si más no hemos hecho en el sostén de nuestra independencia, nuestra identidad, y de nuestro honor, es porque más no hemos podido
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 Estanislao López

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Genético_criollo
Mayor
Mayor


Cantidad de envíos: 827
Edad: 27
Localización: Santa Fé
Fecha de inscripción: 14/05/2008

MensajeTema: Estanislao López   Vie Jun 05, 2009 4:31 pm



Estanislao López nació en Santa Fe el 22 de noviembre de 1786 y era hijo de una familia pobre y virtuosa. Su padre, Juan Manuel Roldán, era capitán de milicias provinciales y descendía de conocidas familias de la colonia. Se educó en las escuelas locales y a los 15 años salió de ellas para trasladarse a la frontera del Norte en calidad de soldado. Muy joven fue hecho cadete, calidad en la que permaneció largos años. La vida del campo, la guerra contra el indio y su contacto diario, dieron a Estanislao López agilidad y destreza suma en el caballo y la lanza. Conocedor de todas las argucias de los aborígenes, de sus ataques nocturnos, de su arte guerrero, más tarde aplicará estos procedimientos en su famosa táctica montonera y ella le permitirá ser invencible ante los generales de la Independencia, al frente de ejércitos regulares. En la frontera se relacionó con los caciques indios que luego supo halagar y hacer entrar en sus emprendimientos, conteniendo sus desórdenes y atropellos con mano de hierro, cuando fue necesario.

Sirvió en la Reconquista de Buenos Aires, en 1806, y después del estallido de la Revolución de Mayo se hallaba sirviendo como sargento, destacado en un pueblo de Misiones. Abandonó luego su guarnición para ir a solicitar al general Manuel Belgrano que le permitiese marchar con la división de Machain, que fue la primera que pisó el territorio paraguayo, el 19 de diciembre de 1810. Los 100 Blandengues santafecinos sobresalieron por su denuedo en aquella campaña azarosa.

Tomado prisionero en Tebicuary, López fue conducido a Montevideo, que se hallaba en poder de los realistas, y detenido con otros patriotas a bordo de la fragata española “Flora”, que servía de pontón. Una noche, sin ser sentido, se arrojó al agua, logrando llegar al campo sitiador del coronel José Rondeau. Permaneció en Montevideo, hasta que en el mes de octubre de 1811 fue levantado el asedio por el tratado firmado entre el Gobierno de Buenos Aires y el Virrey Elío. López regresó a Santa Fe, siendo uno de los pocos que llegaron a su provincia de los 100 Dragones santafecinos que se habían incorporado allí a Manuel Belgrano.

Cayó prisionero del coronel José Eusebio Hereñú en el combate del Sauce o del Espinillo, en 1815, juntamente con el coronel Holmberg. Hallándose en la ciudad de Santa Fe el capitán Contuso, su segundo, el teniente Estanislao López, aprovechó su ausencia para sublevarse en Añapiré el 2 de marzo de 1816. Siguió el ejemplo de López el día 7 la 2ª compañía encabezada por el sargento Marcelino Avellaneda. Pronto se le incorporó Mariano Vera, poniéndose a la cabeza de los sublevados. Otras sublevaciones producidas, dejaron al general Viamonte aislado en la ciudad de Santa Fe, esperando el auxilio que había solicitado a Buenos Aires, que se encontraba en San Nicolás de los Arroyos. López se hallaba entre los que estaban en abierta oposición con las fuerzas legales. Vera se proclamó gobernador, y desde la bajada de Andino destacó la compañía de Blandengues de Estanislao López, hecho ya capitán, quien en canoa pasó el río tirando su caballo, y siguiéndole del mismo modo la demás gente, a nado, con sus caballos y armas unos, a pie otros, y muchos sin arma alguna. En esta forma se apoderó de los barcos porteños, que estaban a las órdenes del general Matías Irigoyen.
El 31 de agosto se apoderaron de la ciudad de Santa Fe. Estanislao López fue el héroe de esta campaña y en compensación a su valor y energía, obtuvo del gobierno de la provincia, el grado de teniente coronel y el nombramiento de comandante general de armas. En marzo de 1818 emprendió una expedición contra los indios del Chaco, la que prosiguió con éxito los meses siguientes.

El 23 de julio de 1818, Estanislao López se nombró gobernador interino de la provincia de Santa Fe por sí mismo, lo que hizo conocer por medio de un bando público; separándose de este modo de la provincia de Buenos Aires. Posteriormente se alió con el caudillo José Gervasio de Artigas, de la Banda Oriental y con Francisco Ramírez de Entre Ríos. Su autoridad fue legitimada en julio de 1819 por una asamblea provincial, y a partir de entonces ejerció el gobierno durante veinte años, “en forma discrecional, pero entre sus contemporáneos”, como dice Susana N. de Molinas.

Después del tratado del Pilar se separó de la liga artiguista, junto con Francisco Ramírez, y en 1821 luchó contra el Supremo Entrerriano, hasta su derrota. El 6 de diciembre de 1821 fue reelecto gobernador de la provincia, funciones que mantendría hasta su muerte, acaecida el 15 de junio de 1838. Su mayor prestigio y poder fue ejercido entre 1828 y 1835, es decir, después del motín de Lavalle. En 1829 la Representación Nacional reunida en Santa Fe lo designó jefe del ejército nacional destinado a luchar contra Lavalle, a quien derrotó en Puente de Márquez, con el apoyo de Juan Manuel de Rosas.

Su amistad con los hermanos Reinafé, de Córdoba; su enemistad con Juan Facundo Quiroga, y la influencia que en su gobierno tuvo Domingo Cullen, fueron factores fundamentales en la vida de Estanislao López, cuyas tentativas en pro de la constitución confederal, de 1831, fueron desbaratadas por la alianza Rosas-Quiroga.

En la historia argentina se lo denomina impropiamente “el Patriarca de la Federación”, ya que tal título le correspondería a Artigas, o en todo caso a Mariano Vera. López suplió con inteligencia natural su deficiente formación cultural, y por eso mismo sufrió la influencia de fuertes personalidades que lo rodearon. Sus tesis de economía regional proteccionista, de 1830, sostenidas contra Buenos Aires, eran válidas, pero no contó con aliados suficientes para imponerlas, ya que Juan Facundo Quiroga, el jefe del federalismo del noroeste, nunca fue su amigo y don Juan Manuel de Rosas pudo fácilmente jugarlo contra la Comisión Representativa, en los preliminares de la firma del Pacto Federal del 4 de enero de 1831.

ROSAS, ESTANISLAO LÓPEZ Y "EL MANCO" PAZ

“El manco Paz” cae en prisionero de Estanislao López, y al concluir la guerra, éste se quería “sacar el bulto de encima, y lo consulta a Rosas. Este le contesta el 22 de febrero de 1832:

“Si hemos de afianzar la paz de la República, si hemos de dar la respetabilidad a las leyes, a las autoridades legítimamente constituidas, si hemos de restablecer la moral pública y reparar la quiebras que ha sufrido nuestra opinión entre la naciones extranjeras y garantir ante ellas la estabilidad de nuestro gobierno, en una palabra, si hemos de tener Paria, es preciso que el general Paz muera. En el estado incierto y vacilante en que nos hallamos ¿que seguridad tenemos que viviendo el general Paz no llegue alguna vez a mandar en nuestra República? Y se aquello sucediese ¿no sería un oprobio para los argentinos? Fuera de que nuestros hijos y descendientes, que vean algún día vivir a Paz tranquilamente entre nosotros y oigan la historia de los horrorosos desastres que ha causado en todos los pueblos, debería familiarizarse con la idea de los más grandes crímenes, o nos reputarán como hombres inmorales o imbéciles que no supimos valorar la magnitud de tan espantoso crimen…Sin embargo que antes de ahora he opinado por que se le conserve la vida, pensando después más detenidamente sobre este importante negocio…he variado de opinión”

El 12 de marzo, López le contesta a Rosas:

“He leído con mucha atención todo lo que usted me dice en orden al general Paz...a pesar que mi carácter es y ha sido siempre inclinado a la indulgencia, no puedo menos que confesar que el fallo de usted es imperiosamente reclamado por la justicia en desagravio de los atentados atroces inferidos a los pueblos y a las leyes. Si algún pretexto se presenta para salar la vida de este hombre es el mérito que contrajo en la guerra contra los brasileros en que no se puede negar que hizo un grande bien al país, más yo no me atrevo a decidir si esto sería lo bastante para salvar una vida que delitos espantosos convencen que debe quitarse” , y para no responsabilizarse por esto, pedía que la muerte de Paz fuese por el “pronunciamiento expreso de todos los gobiernos confederados o por cosa semejante”, pidiéndolo a Rosas que consultase a la Provincias.

Pero Rosas no estaba a tomar “el bulto” que le largaba López, y no queriendo comprometerse en la muerte de Paz opina que “si López de un modo privado y amistoso” le ha pedido su opinión, “yo francamente la he dado en los términos en que podía hacerse”, pero la decisión por la muerte de Paz correspondía solamente a su apresor, “lo mismo que yo aquí castigaría si el autor de taes delitos se tuviese en mi territorio”. Si López consultaba a las provincias, la nota debía firmarla él exclusivamente “que lo hizo prisionero y lo custodia en su territorio” (28 de marzo)

López insiste en “sacarse el bulto” de encima, y el 24 de abril le pide a Rosas que le redacte un borrador “para salir de una vez de este negocio”.

Pero a Rosas no lo iban a enredar fácilmente, y el 17 de mayo le contesta a López:

“Me excuso, compañero, hacer la redacción que me pide; esta obra es exclusivamente suya y nadie si no usted mismo es quien debe dirigir y firmar”

Rosas envia la circular el 8 de octubre; Rosas se defirió su voto al de “las demás provicias”, y éstas se pronunciaron por que resolviera un consejo de guerra. El consejo nunca se reunió.

En 1835 López mandó a Paz a Buenos Aires y Rosas lo retuvo en el cabildo de Luján. Paz, que se había casado en la prisión, habitó en el piso alto como confinado, pudiendo salir con la única obligación de pernoctar allí. Luego, a pedido de Paz, Rosas lo tralada a Buenos Aires dándole al ciudad como cárcel. Le pagó sus sueldos y devolvió su escalafón militar. Paz no actuaría de la misma forma, abandonando la ciudad para formar un ejercito en contra de Rosas. (Rosa,J. María. Historia Argentina. T.II.p.160)
Volver arriba Ir abajo
Genético_criollo
Mayor
Mayor


Cantidad de envíos: 827
Edad: 27
Localización: Santa Fé
Fecha de inscripción: 14/05/2008

MensajeTema: Re: Estanislao López   Vie Jun 05, 2009 3:39 pm

Estanislao López, el patriarca de la federación, murió en Santa Fe en junio de 1838. El luto por su muerte duró un mes y Santa Fe fue escenario del mayor cortejo fúnebre de su historia.

Busto de Estanislao López en Rosario



Estatua de bronce del Brigadier López inaugurada en el año 1942.

Volver arriba Ir abajo
Argento
Conductor
Conductor


Cantidad de envíos: 332
Edad: 114
Fecha de inscripción: 09/05/2008

MensajeTema: Re: Estanislao López   Sáb Oct 24, 2009 11:38 pm

Jamásnegaré mis principios;seré uno de los primeros queclamaré por la formaciónde una autoridad nacional quedé al fin alpaís la organización nacional que tanto reclamen sus verdaderos intereses, yque inequívocamente es el voto de todos los hijosde la tierra...".

Con estas palabras Estanislao López expresó en 1832 a Juan Manuel de Rosas su resolución de promover sin demoro la organización constitucional del país sobre bases federales. A lo largo de su existencia de lucha, el caudillo santafecino sirvió lealmente el ideal federalista. Esto no le impidió,sin embargo, buscar a todo trance la preservación de la unidad nacional, y paraello no vaciló - aun en los momentos de sus mayores victorias sobre elcentralismo porteño-, en concretar con Buenos Aires los acuerdos y pactos quesalvaron al país de la disgregación territorial. Fue así como López firmóen 1820 los tratados del Pilar y Benegas, en 1822 el Tratado delCuadrilátero y en 1831 el Pacto Federal. Cada uno de esos compromisos deunión y alianza marcó un jalón decisivo en el proceso de nuestra organizaciónpolítica. Fueron, efectivamente, los "pactospreexistentes",a cuyo logro tanto contribuyó Estanislao López, los que constituyeron lapiedra fundamental de la Constitución sancionada en 1853 por la cual elpueblo argentino adoptó como sistema de gobierno el "representativo,republicanoy federal". López,a quien Rosas en homenaje póstumo tituló HéroeGlorioso de laConfederación, fue,con su mentonera santafecina, factor decisivo en el triunfo de esos principios.

Estanislao López nació el 22 de Noviembre de 1786 en la ciudad de Santa Fe. Seincorporó en su juventud al servicio de las armas, ingresando, a los 17 años,en la Compañía de Milicias provinciales. En 1810 se sumó a la columna que, almando de Manuel Belgrano, marchó al Paraguay, e intervino en todas las accionesde esa campaña. Hecho prisionero por los realistas en Tacuarí, fue conducido aMontevideo donde logró fugarse y se incorporó al ejército sitiador comandadopor Rondeau. Al levantarse el sitio en 1811, regresó a Santa Fe, donde prosiguiósu actuación en la milicia y combatió contra las tribus salvajes del Chaco. En1815 se pronunció en favor de Mariano Vera, quien encabezó la resistenciasantafecina contra el ejército invasor porteño del General Viamonte. En 1817volvió a combatir en apoyo de Vera - que había pasado a ocupar el gobierno dela provincia-, e intervino en la lucha contra las tropas porteñas de Díaz Vélez.Por su destacada actuación fue designado comandante de armas de la provincia, yrecibió el grado de Teniente Coronel. Al promediar 1818 se embanderaresueltamente en el movimiento federalista que encabezaba Artigas y, alrenunciar Vera, pasó a reemplazarlo como Gobernador de Santa Fe. A partir deese momento se convirtió en uno de los principales jefes de la causa federal.Junto con Francisco Ramírez, el caudillo entrerriano, marchó en 1820sobre Buenos Aires para derrocar al gobierno dictatorial que se proponíaestablecer en el país la monarquía. Vencedor en Cepeda, firmó luego conBuenos Aires el Tratado del Pilar, punto de partida de la organizaciónrepublicana y federal del país.

Después del alojamiento de Artigas y de la muerte de Ramírez, López seconvirtió en el árbitro de todo el litoral, posición que conservó hasta sumuerte. Secundó en un principio al Congreso Nacional de 1824, pero alponer Rivadavia en marcha su política centralista, se sumó allevantamiento general de lasprovinciascontra la autoridad del presidente unitario. Apoyó a Dorrego y, despuésde su asesinato, se convirtió, junto con Juan Manuel de Rosas y FacundoQuiroga, en principal cabeza de la resistencia federal contra las fuerzasque, comandadas por Lavalle y Paz, intentaron implantar gobiernosunitarios en Buenos Aires y las provincias. En 1831 fue, con Rosas,uno de los promotores del Pacto Federal.

Concluida la lucha Contra los unitarios con el retiro de Lavalle y lacaptura de Paz, intentó, sin éxito, convencer a Rosas de la necesidadde proceder a la organización constitucional del país. Enfermo de tuberculosisdesde 1836, murió en Santa Fe el 15 de Junio de 1838, en momentosen que los unitarios, en alianza con los franceses, reanudaban la lucha contrala Confederación. Tenía entonces 52 años.
Volver arriba Ir abajo
http://nacionalargentino.mejorforo.net
 

Estanislao López

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Ernesto Che Guevara el Che
» Hipótesis sobre la fecha del Gran Milagro
» Cnel JUAN ESTANISLAO del CAMPO y Sra "Guerrero de la Independencia"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Nacionalismo Argentino ::  :: -