Creo haber llenado mi deber con mis conciudadanos y compañeros. Si más no hemos hecho en el sostén de nuestra independencia, nuestra identidad, y de nuestro honor, es porque más no hemos podido
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Malvinas ¿como y por que? 1 entrega.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Argento
Conductor
Conductor


Cantidad de envíos : 332
Edad : 117
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Malvinas ¿como y por que? 1 entrega.   Vie Feb 18, 2011 5:02 pm



La investigación está basada en su mayoría, por los datos aportados por el Dr. Alberto A. De Vita, en su libro "Malvinas 82 Cómo y por qué"; en diversos informes como: Informe Lord Franks, Informe Rattenbach, diversas publicaciones jurídicas, libros del conflicto bélico y artículos periodísticos de la época, que irán siendo citados a medida que se los mencione.

Muchos lectores seguramente conocen estos temas, pero aquí además de explicarlos, se fundamentará con las fuentes de información pertinentes, cada afirmación. Y una vez publicado el último artículo del presente trabajo, el lector tendrá en sus manos un documento único, que le permitirá conocer la verdad de lo sucedido en 1982.

Malvinas 1982: ¿cómo y por qué?

Los hechos en Argentina

Necesidad de una hipótesis de conflicto

Entre fines de diciembre de 1981 y principios de enero de 1982, la Junta Militar decidió comenzar estudios preliminares tendientes a la preparación de una serie de planes de contingencia en relación con las Islas Malvinas.

La finalidad era, en principio, llenar un vacío en cuanto a las hipótesis de conflicto que se le podían presentar a nuestro país. Si bien estos estudios estaban realizados con relación a otros países, no existían aún, para la región del Atlántico Sur. Es por ello que el día 12 de enero de 1982 se encarga dicha tarea a un "Equipo de Trabajo", compuesto por el General de División Osvaldo Jorge García, quien era comandante del V Cuerpo del Ejército; el Vicealmirante Juan José Lombardo, Comandante de Operaciones Navales; y el Brigadier Mayor Sigfrido Martín Plessl. El equipo de trabajo tenía la orden expresa de mantener las directivas que se les impartían en el máximo secreto. Así lo declaró el Almirante Anaya (Cuerpo 5 foja 1014 de la declaración indagatoria ante el Tribunal Militar que elevó a juicio a los integrantes de la Junta en lo referente al conflicto bélico del Atlántico Sur *1* ):

"Era más lógico que así fuese y se limitó el accionar para que no trascendiese, porque todo lo que trascendiera en lo que hacía a las previsiones para el empleo del poder militar, podía haber sido interpretado como intenciones que no existían en ese momento y producir una escalada que nosotros no deseábamos y que luego si se produce pero por una cuestión aprovechada por Gran Bretaña".

Agrega Anaya: "Por supuesto que dicho Comité tenía que prever el uso del poder militar, preverlo en el sentido de determinar la aptitud, la factibilidad y la aceptabilidad de la operación, que fue lo que hizo. Desde el punto de vista de la Armada, que eran planes hechos desde hace muchos años, el problema de la ocupación era un problema evidentemente sí era apto, factible y aceptable, de manera que el problema era que si en forma conjunta se veía de la misma manera. Produjeron una seria de ideas en un documento, que realmente nos ratificaron que era apto, factible y aceptable en tanto y en cuanto no se reforzara la guarnición Malvinas".

¿Se agotaba esta tarea en la labor exclusiva del "Equipo de Trabajo"?

Expresa Galtieri en su declaración indagatoria (Cuerpo 5 foja 922): "Fue por sobre todas las cosas, para mantener en un círculo estrecho y reducido en función del secreto, de la tarea a realizar que eran las preliminares de este prolongado estudio y que lógicamente con posterioridad iba a tener que ir ampliándose para que todos los espectros del poder militar y el poder nacional pusieran su parte en un planeamiento de esta naturaleza".
El Brigadier General Lami Dozo reafirma el concepto (Cuerpo 6 foja 1110): "Por eso se designa una Comisión, como un paso previo a realizar, después, la planificación o el estudio completo, con los organismos que están con responsabilidad para eso".

El Vicealmirante Juan José Lombardo se expresa sobre los motivos del secreto (foja 5868): "... si dábamos preaviso, se sabía o se presuponía lo que íbamos hacer, iban a mandar los submarinos y eso iba a hacer que la Flota de Mar no pudiera actuar... Por eso el secreto de la operación...".

Primeramente, podemos entonces afirmar: la designación de un Equipo de Trabajo, a cargo de la tarea de realizar una investigación preliminar para determinar si una operación militar sobre Malvinas podía considerarse apta, factible y aceptable. En segundo lugar, la directiva impartida de obrar en el máximo secreto, debido a que cualquier filtración podía traer como consecuencia el reforzamiento de la guarnición británica en Malvinas. En tercer lugar, dar intervención posterior a otros organismos (el "espectro del poder militar y el poder nacional"), para ampliar, completar y, en resumen, perfeccionar esa planificación preliminar.

El Equipo de Trabajo: ¿Cuándo debía estar terminada esta planificación preliminar?

Existen diversas apreciaciones de los protagonistas. Uno de los miembros del Equipo de Trabajo, Jorge García, testimonia que no había plazo para finalizar la planificación (Cuerpo 4, foja 843). Lombardo (Cuerpo 4, foja 843), dice: "No recuerdo que nos hayan dado plazo". Galtieri (foja 923), expresa: "Recuerdo que como no había perentoria exigencia en tiempo, se habló inclusive de mediados del año 1982". Aquí, el Sr. presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas le reitera al General Galtieri, como si éste no hubiera entendido la pregunta: "La aclaración -dice el Presidente- es cuándo debía ser presentado ese trabajo, no la fecha de iniciación de las operaciones". A lo que Galtieri le reitera: "... le estoy contestando, es lo que yo le digo, concretamente, para el planeamiento". Insiste entonces el Presidente del Tribunal Militar: "¿El trabajo debía ser presentado a mediados de año...?¿Existía una orden de apurar este tema?" Y Galtieri responde: "No, no existía ninguna orden que apurara la presentación de ese trabajo...".

Anaya (Cuerpo 5, foja 1015) da como la del 1° de junio de 1982, la fecha correspondiente a la presentación del trabajo, debiendo repetirla dos veces ante el Tribunal Militar, quien al parecer, no concebía como era posible que si Argentina realizó una operación militar el día 2 de abril, el proyecto preliminar de la Junta estaba hablando de entregar trabajos para mediados de año.

Queda entonces claro, que no existía plazo para presentar esta planificación preliminar; no había urgencia. Tampoco por ende, aparecía la fecha de marzo o abril de 1982.

Fecha hipotética para contemplar la alternativa militar

¿Esta planificación preliminar ordenada, que no tenía fecha para ser presentada y que, a su finalización debía ser complementada por otros organismos nacionales, tenía prevista alguna fecha para ser utilizada? Ello, con la aclaración que, en el caso de su empleo -tal como estaba previsto-, sería ya una planificación completa.

El Vicealmirante Suárez del Cerro (Cuerpo 3, foja 627), expresa: "... fecha más temprana 15 de mayo de 1982, con un preaviso no menor de quince días, y como fecha deseable o aceptable, digamos, entre agosto o septiembre de 1982...", aclarando que no había ninguna urgencia en la elaboración de los documentos.

El General García (Cuerpo 4, foja 760) expresa: "... no tenía prevista una fecha determinada... podría ser en julio de 1982". Lombardo, habla del "9 de julio". Galtieri dice "podría haberse realizado, como a fines de 1982, a fines de 1983, 1984, o no realizarse". Lami Dozo da como fecha más temprana el 15 de mayo, aunque no preveía que fuera a realizarse en 1982. Lombardo reitera la fecha del 15 de mayo, con un preaviso de 15 días.

Hasta aquí no hay ningún elemento que nos hable de lo inmediato. No se cuenta con una fecha precisa, ya que un ejercicio teórico preliminar, ejemplo concreto de previsión, no está relacionado directamente con los hechos que luego se desatarán. La clave es el tiempo, y hasta ese momento Argentina contaba con él.

Expresa el Vicealmirante Suárez del Cerro, titular del Estado Mayor Conjunto (Cuerpo 26, fojas 5747/48): "... el 9 de marzo cuando a mí me llama el Comité Militar, lo primero que me dice: me dan las razones por las cuales han decidido usar un sistema de planeamiento distinto al normal y no haber utilizado el Estado Mayor Conjunto para esa tarea. Las razones fundamentales que se expresan, es el estricto secreto que deben mantener en la información y que un organismo tan grande como el Estado Mayor Conjunto, con civiles, conscriptos, personal subalterno y todo lo que se maneja alrededor de ése, a ellos no les daba la seguridad del secreto que le podía dar un pequeño equipo de trabajo y que trabajara en Puerto Belgrano o en Bahía Blanca. Yo consideré válidos esos conceptos...".
También expresa: "En ese momento, cuando yo tomo el Estado Mayor Conjunto, no había ningún antecedente, no figuraba Inglaterra como una hipótesis de guerra, no había planes anteriores ni posteriores a la toma de Malvinas... además esto es el 16 de marzo, cuando todavía no había urgencia de la planificación, la planificación era para el 15 de mayo o agosto o septiembre para que fuera buscando información...".

Ahora bien, estos hechos merecen dos comentarios. En primer lugar, aclaremos el tema de las fechas que da el Vicealmirante Suárez del Cerro. El 9 de marzo de 1982, se le pone al tanto a él, de lo hecho hasta ese momento; el 16 de marzo se le autoriza a que tomen conocimiento de la situación el segundo jefe del Estado Mayor Conjunto y los jefes de las jefaturas.

Los comentarios a los que se alude son los siguientes: de acuerdo con lo planificado, a los efectos de completar los estudios, entre el 9 y el 16 de marzo de 1982, se decide la intervención del Estado Mayor. La fecha es clave porque demuestra dos cosas:

1.- Que el gobierno argentino creía seguir contando con el tiempo a su favor, es decir, con todo un largo plazo para efectuar estudios completos.

2.- Estamos a menos de un mes para el 2 de abril.

Si el gobierno argentino planifica para un futuro, y el 2 de abril toma la decisión de desembarcar en Malvinas, es obvio que algún hecho ocurrió en el ínterin. Pero luego se analizarán dichos sucesos.

La embestida diplomática

Existía un proyecto coordinado con Cancillería para presionar al gobierno británico a que negociara seriamente el tema de la soberanía de las Islas Malvinas. Esa campaña diplomática argentina se ampliaría a los foros internacionales y después, solo después, si tampoco había respuesta, se estudiaría la posibilidad de emplear la alternativa militar, que -en ese momento- estaría completa en todos sus aspectos.

En ese sentido, expresa ante el Tribunal el Brigadier Gral Lami Dozo: "Eso quiero dejar bien aclarado... Naciones Unidas, septiembre, octubre, noviembre y recién los planes que me aparecen expuestos por el Jefe del Estado Mayor Conjunto, en el último cuatrimestre de 1982...".

El Almirante Anaya dice: "... era hasta el momento de la ocupación por cuanto nosotros estábamos iniciando una planificación y no habríamos ido más allá hasta no tener perfectamente en claro el panorama político y diplomático... tenía que ser (la fecha de ejecución de la operación) el último cuatrimestre para acompañar el accionar político".

Resulta evidente que el presidente del Tribunal Militar se manifestó sorprendido por la respuesta del almirante Anaya, ya que le reiteró la pregunta: "¿la ejecución la preveían para el último cuatrimestre?", y Anaya expresa: "para el último cuatrimestre, pero, previsión señor".

Paralelamente a estos hechos, debemos destacar que la ofensiva diplomática argentina, a la que hacíamos mención, ya había comenzado. En ella se inscribe la propuesta para la reactivación de las negociaciones que el gobierno argentinos le había presentado al gobierno británico en Nueva York, en febrero de 1982, proponiendo un calendario de reuniones mensuales (tener presente el factor tiempo) para resolver el litigio.

Esta ronda negociadora de Nueva York, fracasó. A consecuencia de ello, el 2 de marzo de 1982, la Cancillería argentina emitió un comunicado en términos muy firmes, en el que algunos han querido ver un "alerta" para Gran Bretaña. Sin embargo, el comunicado se inscribe dentro de la campaña diplomática argentina para presionar al gobierno británico. Es el 2 de marzo, y como hemos visto, hasta el 16 de marzo si quiera había planes de un desembarco inmediato en las Islas.

Todos los planes (políticos, diplomáticos, militares), tenían una característica: el tiempo.

Como otro ejemplo de este factor, podemos citar el incluido por pedido de Anaya en el juicio en lo referente al conflicto bélico (foja 1175). La orden del Comandante en jefe de la Armada establecía que el Estado Mayor debía accionar en fin de: Traer al país antes del 1° de junio de 1982 todos los aviones Super Etendard con todo su amunicionamiento en la medida que estuviesen disponibles, y conseguir aviones de Exploración ORION P3 en los Estados Unidos o cualquier otro país que los tuviera en venta.

Esta es una parte de la historia, caracterizada por prudencia, previsión, y fundamentalmente, por el TIEMPO en los planes argentinos.

La visión británica de los hechos

Por su parte, el análisis británico sobre este tema, se encuentra en el informe Lord Franks*2*, el punto 94 expresa: "El 9 de julio de 1981, la Comisión Conjunta de Inteligencia evaluó nuevamente las posibilidades de que, en los meses subsiguientes, la Argentina tomara medidas de fuerza en la disputa por las Islas Malvinas... Llegó a la conclusión de que era probable que, en primera instancia, la Argentina decidiera adoptar medidas económicas y diplomáticas".

Ya desde 1981 se preveía que Argentina pudiera adoptar medidas diplomáticas. El punto 95 expresa: "Argentina... preferiría lograr su objetivo en forma pacífica y que sólo como último recurso optaría por el uso de la fuerza... ....Que si la Argentina llegaba a la conclusión de que no había esperanzas de una transferencia pacífica de la soberanía, se correría el riesgo de que recurriera a medidas más drásticas. De ser así no podía descartarse una acción militar contra buques británicos o una invasión a las Islas Malvinas". Estas conclusiones son de julio de 1981.

El punto 128 menciona: "En una carta de fecha 3 de febrero de 1982 el embajador británico en Buenos Aires informó a la Oficina de Asuntos Exteriores y del Commonwealth que... podría pasar un período de prueba para ver si las negociaciones tomaban un rumbo cierto. El embajador sospechaba que el período de prueba sería hasta enero de 1983, o sea hasta el 150 aniversario de la ocupación británica de las islas". Este informe es de febrero de 1982.

El embajador británico en Buenos Aires da como fecha probable, enero de 1983; según lo que hemos visto, la estimación de la Junta Militar para el empleo de la alternativa militar se encaminaba hacia fines de 1982. La conclusión que se impone es que las informaciones británicas de inteligencia en nuestro país resultan sospechosamente acertadas. Demuestra, además, cuán prudente fue la medida de ordenar al Equipo de Trabajo que desarrollara su tarea en el máximo secreto.

El punto 151 expresa: "El 10 de marzo un funcionario de Inteligencia de Defensa hizo circular una minuta con copia enviada al Ministerio del Exterior y Commonwealth... Destacaba que.. en ese momento la opción militar no estaba siendo considerada". Y el punto 158: "A mediados de marzo los ministros de la Oficina de Asuntos Exteriores y del Commonwealth recibieron varios informes de inteligencia. Uno decía que se le había comunicado al Sr. Enders durante su visita que la Argentina planificaba montar una ofensiva diplomática internacional si no había indicios inmediatos de que los británicos tenían voluntad de llevar las negociaciones a una conclusión exitosa el año próximo... Otro informe, que reflejaba el punto de vista militar argentino... manifestaba que desde las negociaciones de Nueva York a la mención de una invasión, formaba parte de un plan destinado a ejercer presión psicológica sobre Gran Bretaña".

Hasta el día 20 de marzo se desarrolla una historia, la cual hemos analizado, pero a partir del día 20, nace otra. ¿Qué ocurrió el 20 de marzo de 1982?

La ofensiva británica: Islas Georgias irrumpe los planes de la Junta

El 20 de marzo de 1982 comenzó la ofensiva británica en el Atlántico Sur, a través de la explotación de los hechos ocurridos en las Islas Georgias del Sur. Este incidente será objeto de un estudio detallado más adelante. En este punto analizaremos en que manera afectó los planes argentinos.

El Brigadier Gral. Lami Dozo (Cuerpo 6 foja 1115), declara: "Primero quiero hacer una reflexión; en ningún momento en la Junta Militar, establecimos una fecha de ocupación hasta el momento del incidente de las Georgias..."

El Gral de División Osvaldo Jorge García expresó: "cuando se desencadenaron los acontecimientos en una forma que ya era imparable y la conducción política llama a los Comandantes que habían hechos los planes, el Comité de Trabajo, y le dice: -déme la fecha más cercana que se pueda realizar esta operación-, esto fue el día 24 o 23, no me acuerdo, tal vez el 23 de marzo", y agrega: "... por imperio de las circunstancias se nos obligó a presentar la fecha más cercana".

El Vicealmirante Suarez del Cerro (Cuerpo 3 foja 635/678), dice: "... y, no había fecha señor, habíamos empezado con una cosa que debía haber sido presentado aparentemente cerca del 15 de mayo, es decir cuando estaba la primera fecha de operación como podía haber sido agosto, eso sino se hubiera producido el episodio Georgias y a lo mejor se hubiera seguido en situaciones normales... pero fecha concreta, yo no tenía fecha concreta, se van determinando por el episodio Georgias, el episodio Georgias apura todo y se trata de hacer las cosas dentro del tiempo...". Agrega: "A partir del incidente Georgias... afecta los trabajos emprendidos por los cuatro jefes del Estado Mayor Conjunto, apurándolos e impidieron cualquier posibilidad de un análisis más completo".

El Almirante Anaya sintetiza, al declarar en foja 1018 Cuerpo 5: "... la agresión inglesa interrumpió una planificación militar que se estaba llevando en orden y en secreto, realmente en secreto..."

El Almirante Carlos Alberto Busser (Cuerpo 1 foja 195), expresa: "...Esta operación estaba prevista, para fecha de ejecución a partir del 15 de mayo, es decir, que es una operación que se hacía con un ritmo de trabajo no demasiado rápido... el día 23 (marzo), recibimos la información de que teníamos que adelantar la planificación, para tenerla aproximadamente para tres o cuatro días..."

Reitera nuevamente los conceptos el vicealmirante Suárez del Cerro: "...se produce el problema Georgias... apura todo el trabajo porque era necesario hacerlo..."

Expresa Anaya: "...se reaccionó dando respuesta a la agresión inglesa, en base a los planes elaborados en lo que hacía la ocupación, exclusivamente de Malvinas..." y amplía el concepto luego a foja 1057: "Nosotros habíamos ordenado iniciar la planificación en el momento en que fuimos agredidos por Gran Bretaña, lo que impidió cumplir con las etapas de recurrencia de todos los planes de adiestramiento y solucionar los inconvenientes que se pudieran presentar. Nada de eso pudimos hacer porque fuimos sorprendidos y vuelvo a repetir fuimos agredidos..."
El Brigadier Gral Lami Dozo expresa a foja 1155 del Cuerpo 6: "...nunca hubo fechas... el incidente de las Georgias fue el precipitante de la situación...", y concluye "...Georgias distorsionó todo esto, creó un estado de necesidad..."

El Gral. Galtieri a foja 974, dice: "...no estaba ni en la mente de los Señores Comandantes ni en la intención nuestra de realizar en aquel momento... la operación del 2 de abril. La operación del 2 de abril fue una realidad propia de la inevitabilidad...".

El Vicealmirante Lombardo: "...pese haber tenido que adelantarla casi dos meses y también a estar de relativamente escaso tiempo de planeamiento".

Al Vicealmirante Suarez del Cerro se le pregunta "¿A partir de que fecha pudo trabajar en el tema con el Estado Mayor Conjunto en pleno?" Responde: "recién el día 2 de abril..."

Declaración testimonial del Vicealmirante Alberto Gabriel Vigo: "...La oportunidad no la fijamos nosotros, sino que la fijaron los ingleses y nosotros fuimos prácticamente llevados por una serie de hechos cada vez más graves al tener que adoptar la decisión sin analizar la oportunidad, cosa que se hubiera hecho en un planeamiento normal en el cual la iniciativa era nuestra..."

Conclusión

Para finalizar esta primera publicación, resumimos:


1.- Entre diciembre de 1981 y enero de 1982 se crea una Equipo de Trabajo para que esboce los lineamientos sobre los cuales se debía planear el empleo de una alternativa militar con respecto a las Islas Malvinas.

2.- Se le ordena a ese Equipo efectuar su tarea en el máximo secreto.

3.- La planificación que se encomienda no tenía fecha inmediata de presentación.

4.- Luego de los lineamientos, se comenzó a dar intervención a otros organismos para ampliar y completar el planeamiento, que incluiría, obviamente, todas las alternativas posibles en relación con la defensa de las islas.

5.- El estudio del empleo de la alternativa militar era la continuación de toda una ofensiva diplomática previa por parte de la República Argentina (estrategia reconocida por los propios británicos), en la cual se inscribe el comunicado de la Cancillería Argentina del 2 de marzo de 1982. Esta estrategia culminaría hacia fines de 1982 en las Naciones Unidas.

6.- En principio, una fecha tentativa de empleo de la alternativa militar pasaba por el último cuatrimestre de 1982, fecha en la cual, razonablemente, se contaría con una planificación completa y un instrumento militar en óptimo nivel (entrega de armamento, aviones Super Etendard, ORION P3 y misiles Exocet).

7.- El planeamiento partía de la hipótesis de un no refuerzo de la guarnición británica en Malvinas. Un solo submarino nuclear estacionado en la zona de las islas impediría cualquier opción militar.

8.- El incidente Georgias interrumpe la planificación.

9.- El incidente Georgias es el comienzo de la agresión británica.

10.- A esa agresión se le hace frente con los medios y con los planes con que se contaba en ese momento, ya elaborados, que abarcaban solamente el desembarco en Malvinas.

Hasta ahora, no tenemos la explicación del estallido del conflicto bélico de 1982, hemos visto los hechos en Argentina.

Será el próximo viernes cuando analicemos el incidente Georgias y los hechos en Gran Bretaña.



Citas bibliográficas

*1* Cámara Federal de la Cap. Fed. Causa Nro 59.

*2* Informe oficial británico acerca del conflicto de 1982 y sus antecedentes.



informe realizado por el malvinense.
www.malvinense.com.ar
Volver arriba Ir abajo
http://nacionalargentino.mejorforo.net
 
Malvinas ¿como y por que? 1 entrega.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» quien entrega los guerreros ayuda
» QUE ES EL MAR QUE ENTREGA LOS MUERTOS
» La mujer virgo y como conquistarlas...
» COMO EMPEZÓ UNA "GRAN FUMADORA....
» Potiga, creado por Glaxo y Valeant, se utiliza como tratamiento adyuvante para tratar crisis parciales por la enfermedad

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Nacionalismo Argentino :: HISTORIA :: MALVINAS-
Cambiar a: